murciélago

El Director de Zoonosis de la Municipalidad de Bahía Blanca, Dr. Pablo Vidal, aclaró al Colegio de Veterinarios Distrito 7 que en Bahía Blanca no se registra la misma prevalencia de murciélagos enfermos de rabia que en otros lugares de la Provincia de Buenos Aires como Mar del Plata, La Plata y Tandil.

“El porcentaje de positivos detectados en la ciudad se mantiene estable desde hace años y en 2018 hasta ahora continúa igual. Desde la comuna intentamos transmitir calma a la población. No hay aumento en los casos ni los murciélagos se han tornado agresivos o atacado directamente a animales o personas”, dijo.

La rabia transmitida por murciélagos afecta a animales diversos, incluidos los domésticos, y se propaga a humanos a través de mordeduras o arañazos. Una vez que aparecen los síntomas, casi siempre es mortal. De ahí la importancia de que municipios y organizaciones controlen la prevalencia del virus en murciélagos y vacunen a perros y gatos contra la enfermedad.

Según Vidal, lo que se observa en otros municipios bonaerenses también ocurrió hace unos 10 años en Bahía Blanca, cuando se detectaron los primeros murciélagos con virus rábico positivo.

“Se sabe que un 0,5-1 por ciento de las colonias están infectadas. No todos los murciélagos que mueren o caen al piso tienen rabia, pero hay que presumirlo y tomar los recaudos. La transmisión entre murciélagos es baja, por eso se mantiene ese número y nunca hay grandes mortandades. De todos modos, se trata de una especie importante para el equilibrio ecológico y control de insectos. El único riesgo está en tener contacto directo con murciélagos potencialmente enfermos y caídos”, explicó.

 

Prevención local

El Director de Zoonosis recomendó medidas contra la rabia especialmente indicadas para Bahía Blanca:

  • Vacunar a gatos y perros desde los tres meses, de manera de cortar una posible vía de diseminación del virus. Reforzar todos los años, toda la vida.
  • Reportar la aparición de murciélagos caídos o con dificultades para volar al 0291 4564470. No tocarlos con las manos. Intentar ponerles algo encima (manta, balde) para evitar que se muevan. Si ya están muertos y atrapados, conservarlos en heladera (no freezer) hasta su envío a Zoonosis.
  • Sellar los taparrollos para evitar la presencia de murciélagos.
  • De resultar mordido por cualquier animal lavar la herida con abundante agua y jabón, consultar al médico y luego informar del hecho a Zoonosis.
  • A su vez, los profesionales veterinarios también deben contactar a Zoonosis cada vez que hagan una observación antirábica, de modo de dejar registro que animal agresor ya está en observación. Informar de la evolución (siempre al número 0291 4564470) y acercar el alta a la oficina del Parque Independencia.

 

Qué pasa en la Provincia

El Dr. Oscar Brogna forma parte de la Comisión de Salud del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires y en diálogo con el programa radial Mañanas de campo (FM Universal) dijo que la situación en algunos municipios bonaerenses no es alarmante, pero sí obliga a estar alertas.

“Ha habido una cantidad mayor de murciélagos que ha dado positivo a rabia, pero también se ha incrementado la cantidad de muestras analizadas a raíz del caso del chico mordido por un murciélago con rabia en Mar del Plata. Se analizaron unas 380 muestras y encontramos unos 16 positivas, que es más de lo habitual”, dijo.

Brogna explicó que la variante del virus de rabia que circula en la Provincia suele darse en gatos (más que en perros) que muerden a un murciélago caído.

“Tratamiento contra la rabia no hay. Es 100 % mortal, tanto en humanos como animales. Por eso es tan importante la vacunación, que en nuestro país es a partir de los tres meses de vida de los perros. Para el humano hay un plan de vacunación específico post mordedura que lo determina el médico de acuerdo a si hubo rasguño o mordedura de perro o gato. De todos modos, por más que no haya síntomas hay que asegurarse e ir a las áreas de Zoonosis de cada distrito después de una mordedura”, agregó.

 


 

Vacunación antirábica. La Dirección de Zoonosis de la Municipalidad de Bahía Blanca vacuna contra la rabia a un promedio de 4.000 perros y gatos al año en distintos barrios, según su titular, Pablo Vidal. Además, se sigue un cronograma que permite al vecino aplicar los refuerzos cerca de su barrio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s