La marcha del caballo es parecida a la del humano. El ritmo, la locomoción: desde lo fisiológico es similar. Pero además es transferible. De ahí el valor para personas con discapacidad motriz. Porque al montarlo pueden sentir la marcha del animal sin usar sus piernas; algo así como “caminar sentados”.

Así lo explicaron al Colegio de Veterinarios Distrito 7 la kinesióloga Gina Gardini y la profesora en Educacion Especial Maria Emilia Bianco, presidente de la Fundacion Huellas Equinoterapia, institución que desde 2001 funciona en Bahía Blanca y desde 2016 en el Club de Equitación (Alvarez 3800 –altura de Av. Alem al 3800-).

Aunque en general se conoce como Equinoterapia, también se lo llama TACA: Terapias y Actividades Asistidas con Caballos. ¿Por qué? Porque además del aspecto terapético/educativo hay opciones recreativas y lúdicas y de deporte adaptado.

Y no sólo para personas en sillas de ruedas. También para alumnos con diferentes casos de Trastorno de Espectro Autista (TEA), personas con discapacidad visual, auditiva o intelectual e incluso a personas con problemáticas sociales y conductuales.

Caballos sí, ponis también

IMG-20180509-WA0097

Los caballos adecuados para TACA son mansos y dóciles y están adaptados a la actividad. Aunque no existe una raza específica, en la Fundación Huellas creen que los caballos de raza criolla son ideales desde el punto de vista biomecánico y estructural.

En cuanto a los ponis, si bien sus movimientos son cortos y no responden al patrón de locomoción de la marcha humana, son un recurso positivo para iniciar el proceso de vinculación de aquellas personas que tal vez sienten temor ante un animal de gran porte.

Los caballos adultos son más estables, predecibles y tolerantes. Su entrenamiento es primordial: se deben adaptar a sillas de rueda, juguetes, aros, pelotas, gritos, llantos, movimientos bruscos.

“El caballo debe admitir ser tocado en todas las partes de su cuerpo. De todos modos tratamos de que los alumnos no lo mortifiquen. Que no metan las menos en su nariz, boca u orejas, por ejemplo. Enseñamos a los alumnos a respetarlo”.

Tres principios del caballo

IMG-20180405-WA0001

Según Bianco y Gardini, el caballo pone al servicio de los alumnos tres características: el calor corporal, los impulsos rítmicos y su patrón de locomoción, que es equivalente al fisiológico de la marcha humana.

  1. Transmisión de calor corporal

El caballo en reposo tiene un calor corporal de 38 grados centígrados. Para la Equinoterapia es importante, porque se puede aprovechar como instrumento calórico para distender y relajar los músculos de los muslos y los ligamentos de los alumnos.

Fundación Huellas aclaró que no suelen montar a los practicantes sobre el pelo del caballo, porque muchos de los alumnos sufren alteraciones sensitivas y les puede afectar la piel.

A la hora de elegir un caballo también se tiene en cuenta que el dorso sea fuerte, firme, ancho y musculado, de manera que resulte más cómodo para quien lo monta.

  1. Transmisión de impulsos rítmicos

A través de los movimientos de su lomo el caballo transmite impulsos rítmicos al cinturón pélvico, columna vertebral y miembros inferiores de la persona que monta.

“Durante las sesiones de Equinoterapia, el caballo actúa como una máquina cinética que proporciona un motor a quien lo monta. En media hora de caminata sobre un caballo se practican dos mil ajustes tónicos por minuto”, explicaron.

Y agregaron: “Estos impulsos rítmicos favorecen la coordinación psicomotriz del tronco y la cabeza de los alumnos. También corrigen problemas de digestión causadas por la falta de locomoción y auxilian en disfunciones respiratorias, porque la posición derecha del tronco del jinete libera el diafragma”, dijeron.

Es de suma importancia que el caballo produzca impulsos suficientemente fuertes, rítmicos y regulares. Para eso es necesario un caballo sano, con aplomos correctos y extremidades fuertes y bien musculadas.

  1. Transmisión de un patrón de locomoción equivalente al de la marcha humana

Como el patrón de la marcha del caballo y el humano se parecen, la Equinoterapia ofrece a los alumnos la posibilidad de vivir el patrón fisiológico del andar en forma sentada.

“El cerebro humano no solo registra movimientos aislados, sino toda una gama de patrones motores. El patrón fisiológico de marcha que se realiza durante la monta se graba en el cerebro y con el tiempo se automatiza, lo que posibilita su transferencia a la marcha pedestre”, agregaron.

Más información

Fundación Huellas Equinoterapia Bahía Blanca

2915074792

 equinoterapiabahiablanca@hotmail.com

 www.fundacionhuellas.com.ar

Costos. Actualmente algunas obras sociales cubren TACA. La Fundación no brinda valores por mensaje: los conversan con los padres en entrevistas. De entre los practicantes hay un 30 por ciento becados. La entidad también brinda cursos de formación.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s