leptospirosis

El médico veterinario Martiniano Cutini (MP 11648) confirmó la aparición de un caso positivo de leptospirosis canina en un macho mediano mestizo en Bahía Blanca.

La leptospirosis es una enfermedad bacteriana de los perros que puede tener consecuencias graves en las mascotas y que puede contagiarse a personas. El modo de contagio habitual consiste en la contaminación de agua estancada por la orina de un animal infectado y en el posterior contacto de ese agua con una herida en la piel. Las ratas constituyen un importante reservorio para el contagio.

El perro infectado tiene 11 meses y fue llevado a Veterinaria del Parque con repeticiones reiteradas de cuadros gastrointestinales. El cuadro se agravó con fiebre, inapetencia e inflamación en riñones.

Los dueños del animal confirmaron que había tenido contacto con roedores. Su domicilio se encuentra cerca del Parque de Mayo, donde la concentración de ratas es alta. Ante la sospecha de leptospirosis se actuó con una terapia de antibióticos específicos. El examen de sangre confirmó el diagnóstico.

Con el tratamiento el cuadro del paciente mejoró y no precisó cuidados intensivos. Se realizó tratamiento ambulatorio e implementaron medidas de higiene extremas, dado que la enfermedad se disemina mediante la orina del animal y puede contagiar a personas.

Cutini dijo que se espera aún el resultado de seroconversión de título para leptospirosis. Se seguirá controlando al paciente de cerca e intensificando las medidas de control.

Prevención y síntomas

La leptospirosis se previene con vacunación. Cuando se realiza un plan debe incluirse esta enfermedad. En la mayoría de los laboratorios viene dentro de la vacuna Séxtuple o Antirábica.

Se trata de una enfermedad zoonótica altamente contagiosa. La vacunación no sólo cuida a las mascotas, sino a las personas.

Se recomienda revisar las libretas sanitarias de los animales y revacunar anualmente.

Según Cutini, tras la infección los animales se pueden convertir en portadores crónicos sin mostrar  ningún problema de salud. Si no se aplica una higiene rigurosa, esto puede exponer a las familias y a otras mascotas. La leptospirosis puede ocasionar en ciertos casos la muerte, tanto en perros como en personas.

Los síntomas observados en los perros van desde muy leves o inexistentes hasta muy graves. La leptospirosis puede confundirse con otras enfermedades infecciosas, aunque normalmente evoluciona mucho más rápido que el moquillo y la hepatitis viral canina. En su forma clásica los síntomas son:

  • Fiebre alta.
    • Gastroenteritis, con vómitos y diarrea que pueden contener sangre.
    • Ictericia (coloración amarillenta), como consecuencia de la alteración del hígado.
    • Orina oscura.
    • Deshidratación.
    • Congestión de las mucosas.
    • Letargo.
    • Insuficiencia renal aguda.

Ante cualquier duda la recomendación es consultar con el veterinario.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s