Alberto Tellarini tiene una ONG en la que recibe aves y otros animales silvestres lastimados. A veces les pone nombre, los muestra en Facebook y consigue que cientos compartan. ¿Qué despierta en las redes este veterinario con la foto de un ala rota?

Hace unos días el veterinario Alberto Tellarini recibió en su local de Bahía Blanca a una chica de unos 20 años que traía una lechuza que no podía abrir un ojo: la había encontrado en un basural de Coronel Dorrego y había pedido plata prestada para tomar un colectivo y viajar a Bahía Blanca.

Alberto se ocupó de la lechuza en su espacio Puedes Volar, su centro de rehabilitación y liberación de aves, y la chica volvió con la plata que le quedaba a su casa en Dorrego.

Alberto Tellarini

“Emociona ver algo así; es por acá”, dice ahora Alberto al Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires Distrito 7, mientras se reparte entre su consultorio privado, sus estudios de Diplomatura en Fauna Silvestre, además de su fascinación por la magia y la ventriloquia (arte de modificar la voz para imitar sonidos).

“El mundo pasado fue peor y el mundo futuro es mejor —dice—. Desde fumar en público y el trato a las mujeres hasta la relación con los animales: el mundo mejora”.

A Puedes Volar todos los días van unas 5 personas con distintos casos; no sólo de aves, también de monos, zorros. En estos días, por ejemplo, hay loros y un gato de los pajonales que alguien tiró de la ventana de un auto y cuya foto, que Alberto hizo viral en Facebook, rebotó en medios y generó un rechazo generalizado.

Gato de los pajonales
El gato de pajonal que alguien tiró de un auto y cuya foto Alberto Tellarini hizo viral en Facebook.

“Me estoy dedicando más a la fauna silvestre porque son las especies que menos voz tienen. Los animales domésticos ya tienen voz”, dice, y aclara que en esos casos, salvo que las personas le quieran pagar algo, él no cobra.

zorrito
Zorrito lastimado y rescatado.

Docencia en las redes

Según Alberto Tellarini, las redes sociales le han permitido hacer docencia e ir más allá del ambiente mascotero local, que desde el vamos ya está concientizado sobre el cuidado animal. Puedes Volar tiene 4.500 seguidores en Facebook.

Sin embargo, a veces tiene que tomar recaudos. “Por ahí publico la foto de una lechuza lastimada y la gente quiere una lechuza en su casa y no, no es así. O pongo un loro que nunca va a poder ser liberado y la gente se lo quiere llevar. O sea que  capaz busco dar un mensaje y en realidad doy otro”, dice.

Y agrega: “Doy pie a que me pregunten cosas sobre qué hacer con una paloma. Pero a mí lo que me gustaría es llegar al pibito que anda con una honda. Ese chico nunca va a ir a una de las charlas que doy sobre tenencia responsable de mascotas”.

Hace poco se cruzó con un grupo de chicos con hondas.

“Los ví cómo mataban a una paloma, la pateaban y seguían caminando en la Plaza San Martín. Los paré y les pregunté cuál era la joda, si la iban a comer o qué, y se fueron. Después me enteré que había un caso de violencia familiar en uno de los chicos y que por eso se desquitaba con palomas, pichones o cachorritos”.

Alberto Tellarini, que colabora con Fiscalía en casos de mal trato animal, dice que cuando aparece un animal silvestre de especie amenazada siempre se consulta con Fauna Provincia para que decidan su destino. “Las aves recuperadas se liberan cuando están aptas en lugares y momentos propicios —aclara—. Los Animales silvestres no son mascotas y no deberían ser sacados de su hábitat natural”.

Un idea en el ex zoológico

A Alberto Tellarini le gustaría crear un centro de rehabilitación de fauna silvestre en Bahía Blanca. ¿Dónde? En el ex zoológico del Parque Independencia.

“Ahí podría ir este gato de los pajonales que tiraron de un auto, por ejemplo, que tiene que estar solo. O las aves a las que hay que recuperar con un lugar para volar y ejercitarse. Tiene que ser un centro, pero no de acopio de animales, sino de rehabilitación para que una vez curados, se vayan. En el ex zoológico están las instalaciones, los profesionales. Ojalá algún día a la Municipalidad le interese”.

grupo lechuzas
Lechuzas y más lechuzas rehabilitadas en el Centro Puedes Volar.

Texto: María Eugenia Rodríguez

Fotos: Alberto Tellarini

Un comentario sobre “La lechuza no hace “sshh”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s