Epitafio-Carlos

¡Increíble! Se fueron cuatro años ya desde que asumimos el compromiso de llevar adelante esta comisión que tenía como principal desafío comunicar y unir a los colegas que —por diferentes circunstancias— no sentían que hubiera una institución que los tuviera, al menos, al tanto de las cosas.

Así convertimos en nuestro eje pelear puertas adentro, conformando los grupos de WhastApp en pequeños, en grandes, en registros. Armamos una sencilla página web, para que todos estuvieran al tanto de lo que creíamos debíamos comunicar, armamos redes, tanto Instagram como Facebook y comenzamos a debatir sobre qué profesión queríamos, algo que seguímos haciendo todos, pero esta vez, tratando de que todos participaran.

Nos centramos en “acomodar” la casa, armamos una biblioteca, arreglamos la cocina, se pintó el edificio, se arregló el frente, se embelleció el patio, se actualizaron las compus internas, se modernizó la alarma y siempre, siempre, se trató de contar todo, lo bueno y lo malo; se preguntó, se consultó y se debatió.

Por afuera estábamos un poco distanciados. Nos unimos a la construcción de una ya “histórica” Mesa de Fauna urbana, única en el país, donde se debate entre proteccionistas, colegio, políticos, funcionarios, policía, justicia, ONG’s, qué es lo más conveniente para nuestra ciudad. Y si bien es cierto que está todo por hacerse, algo se ha hecho: ya hay protocolos para caballos sueltos, para denuncias por maltrato. Colaboramos con la justicia en casos de denuncias en ese sentido. Mantuvimos relación con el municipio, impulsando y logrando la tan ansiada “Carrera Médico-Hospitalaria” para todos los colegas que trabajaban en forma “contratada”.

Muchos colegas se encontraban solos ante un flagelo nuevo, los “escraches”, o tenían problemas laborales y ahí fuimos con asesoramiento a apoyar o directamente, a partir de abogados que acompañaran el difícil momento. De la misma manera, peleamos y logramos al fin, un veterinario “honorario” para fiscalizar pet shops, supermercados, forrajes. Hoy llevamos más de 50 sitios visitados en Bahía y en la zona.

Apoyamos y organizamos cursos, jornadas y salimos a la zona, donde con orgullo hoy Coronel Pringles muestra su Círculo Veterinario en marcha. Y vaya si la zona sigue siendo nuestro gran pendiente, pero no queremos descansar sin que se sientan parte, como lo tratamos de hacer con Dorrego en forma constante, aunque aún tenemos el sur y Torquinst sin la participación que deseamos.

Nos seguimos integrando, retomando las reuniones con los diferentes colegios, en la Mesa Coordinadora. Hoy también formamos parte de la Mesa conformada en la Bolsa de Cereales para la elaboración de un Manual de Buenas prácticas agropecuarias y siempre seguimos adelante con la mesa de Zoonosis.

Puertas adentro hay un sistema contable sólido, transparente. Hoy todo es por débito, crédito o depósito. No se mueve un centavo que no tenga un registro comprobable. En estos tiempos difíciles, fuimos capaces de reinvertir los pocos pesos que maneja el distrito, siempre en un resguardo bancario, algo que nos llena de orgullo porque la plata es nuestra, de todos nosotros, no de esta comisión.

Prácticamente no hubo curso o jornada que el Colegio haya puesto plata: se trabajó para que fueran los sponsors quienes lo hicieran, algo que requiere tiempo y esfuerzo, por eso también el enorme agradecimiento a todos los que se mueven. Incluso el Día del Veterinario, donde hace años homenajeamos a todos los colegas que cumplen sus 30 años de matrícula, con un regalito, con un agasajo para ellos y sus familias, sumando además como este año, un festejo aparte para quienes gustan algo más descontracturado.

Estamos orgullosos de todo lo hecho. Seguramente podría haber sido más. Tal vez habrá críticas y ojalá que lleguen, para poder seguir creciendo. Hoy, esta comisión llega parcialmente a su fin, pero la semilla fue sembrada y creció con fuerza, porque en parte rebrotó y muchos de sus integrantes quieren seguir el desafío con otro  logro: gran parte son colegas jóvenes, con ganas, con mucha fuerza y con la convicción de que somos una gran profesión que aún tiene mucho para dar.

El agradecimiento al Dr. Claudio Villagra, Mauricio Basualdo, Francisco Arenaz, Pablo Ascenzi, entre los que hoy dejan su lugar, pero que sabemos seguirán sintiendo las ganas de sumar; descontamos que lo harán a su manera.

Y muchísima suerte para quienes continúan, estas mujeres que son una verdadera topadora: Jessica Guajardo, Maria Eugenia Manera, Gabriela Lagonegro y Paula Miranda. Acompañadas por Emanuel Rumi, por Martiniano Cuttini, por Baltazar Rodríguez y por quien suscribe, dando una mano para que entre todos sigamos haciendo un mejor Colegio.

Simplemente, gracias y bienvenidos, como siempre decimos: ¡el Colegio es de todos!!

Carlos Bodanza

MP 8109 – Presidente 10/12/2015-10/12/2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s